Testimonios

Si  quieres mandar un comentario o un opinión, rellena el formulario que está en el pié de página,y lo publicaremos con la mayor brevedad posible.

 

Maria José Cardoso

Hace dos años comencé el curso "Una Luz en el Camino" en el Centro Maitreya, impartido por Carlos Bardón, a través del cuál, he encontrado mi camino en la vida, camino de aprendizaje y de apertura espiritual. Con agradecimiento y cariño a Carlos, Mari, Rubén y Carlos que han hecho que ésto sea posible. Carlos, me ha enseñado a tomar conciencia de quién soy y del importante potencial que todos los seres humanos llevamos dentro; potencial que, si aprendemos a manejar adecuadamente, puede influir de manera muy positiva en la vida, en la salud y en la enfermedad. He puesto en práctica las enseñanzas y el método de Carlos, comprobando los resultados positivos, tanto en mi persona, como en los pacientes a los que atiendo.

Soy médico y aplico lo que voy aprendiendo, no sólo a nivel personal, sino también en la atención a los enfermos, y los beneficios son evidentes. Durante años, he padecido varias enfermedades: corazón, estómago, huesos, depresión, necesitando medicación continua. Puedo afirmar con alegría que, desde hace 6 meses, ya no tomo medicamentos.

Por todo ello, recomiendo sinceramente, seguir el curso y el método que imparte Carlos Bardón.

Laura Díaz Castellano

Tengo tantas palabras de agradecimiento que no sé por donde empezar, hace 3 meses estaba al límite de mis posibilidades y desesperada en un mar de angustia, tristeza, frustración, impotencia, donde no veía salida al sufrimiento que llevaba encima....digo llevaba porque ahora estoy en mi lugar, en el camino correcto, un camino que buscaba desde hace años, y gracias a los deberes del universo caí en esta FAMILIA maravillosa que me acogió, y me salvó de ese abismo infernal.

Hace dos meses que voy a las clases de este ser especial y grandisimo Instructor como es Carlos Bardón ( y esto no es hacer la pelota.su forma de explicar esta enseñanza me hace tener una visión y un razonamiento de las cosas como núnca me había podido imaginar, mi entorno familiar a dado un giro muy grande y eso para mi es la mejor recompensa, ya que la familia es lo más importante, y te liberas de algunos egos malditos que no te dejan actuar, como el orgullo.

Al trabajar mi actitud con los demás está cambiando todo, es como mágico, pero para mantener esto hay que perseverar y ser muy constante diariamente, el camino no es fácil..nada en esta vida se consigue con un mínimo esfuerzo, yo estoy poniendo toda la ilusión , aspiración, valor y voluntad para ello con la esperanza de llegar a poder controlar mis emociones y mi mente y ser libre, tener paz.

OS doy las gracias a los tres por vuestro cariño, amabilidad, generosidad y por todas esas personas a las que recibís y ayudáis con los brazos abiertos sin distinción ninguna.

A todos recomiendo a que descubráis estas enseñanzas milagrosas y a esta gran familia, en un lugar y entorno mágico, lleno de encanto y AMOR.

Anina

Hace cuatro años, caminaba desorientada y el sufrimiento me ahogaba, presionaba sobre mi como una losa, buscaba eliminar esa carga tan pesada...
El Universo me traslado a este lugar, al que yo llamo, mi pequeño Tibet, fue UN REGALO inigualable, el conocer a esta familia...Carlos, Mary, Ruben...

Me dieron una inyección de Felicidad, en ese caminar tan oscuro que yo llevaba....Las enseñanzas recibidas tanto de Carlos como de Mary dieron LUZ a mi vida, de modo que empece a caminar por el sendero espiritual, y aunque avanzo lentamente, puedo respirar de una manera más honda y sentir cierto sosiego y PAZ en mi alma.....Años después, tuve la gran suerte de conectar con AMMA y formar parte del satsang que se celebra todos los primeros sábados de mes...

En este lugar tod@s formamos la gran familia espiritual.....

GRACIAS por estar AHÍ........

Javi

Hace tiempo que sigo el curso en el centro MAITREYA,solo puedo decir que gracias a estas enseñanzas y a la enorme generosidad de Carlos,mi visión de lo que realmente importa en la vida ahora es otra.

Animo a todos los que tengan inquietudes espirituales a que paséis por el centro,Carlos,su esposa Mari y su hijo Rubén os acogerán con los brazos abiertos.

Maria José

Hace unos meses, me encontraba en una etapa de mi vida con mucho sufrimiento y desasosiego, no sabía que camino seguir, hasta que encontré el Centro Maitreya,a Carlos y a su familia.

Desde ese momento, mi vida ha mejorado de forma significativa. He aprendido mucho en éste periodo de tiempo, gracias a las enseñanzas de Carlos, a su método de trabajo, asequible y práctico para integrarlo en la vida diaria.

Por todo ello, mi vida fluye de forma más serena y feliz.

Gracias

Jose Luis

Conozco a Carlos y a su familia desde hace unos meses, cuando llegué al centro el primer día no pensaba que me iba a encontrar como en mi propia casa.

En este tiempo he podido comprobar que Carlos no tiene precio como instructor espiritual, su manera de exponer los temas con ejemplos de la vida diaria y como integrar las enseñanzas en el estilo de vida occidental, te hacen avanzar rapidamente en el sendero y comprender muchas cosas que siempre te habías preguntado.

Recomiendo este centro a todos los que quieran eliminar sus emociones negativas y alcanzar la felicidad completa, tanto sus cursos como sus retiros de meditación.

Rubén Herrero Hevia

Estoy muy agradecido a Carlos, Mari y Rubén, tuve mucha suerte en que aparecieran por mi vida hace años.

El amor incondicional de Mari, la honestidad de Carlos y la alegría de Rubén se me contagiaron rápidamente.

Cuando yo andaba muy desorientado entre los tres me encaminaron en el sendero, y siempre que vuelvo por Celles me reciben con los brazos abiertos todos.

Muchas gracias a esta estupenda familia por todo lo que han hecho por mí y seguirán haciendo.

Con cariño, Rubén.




Share This