RETIRO SOBRE EL KARMA -1-. SÁBADO 12 y DOMINGO 13 OCTUBRE 2019

PINCHA AQUÍ KARMA 1910. PARA VER PROGRAMA Y CONDICIONES

Tres Opciones de asistir:

Sólo enseñanza

Enseñanza con alguna comida o cena

Completo, con alojamiento y manutención. Incluso desde el viernes

Aquí hay gran información. Aprovéchala.

 

Comentario sobre el karma

 

LA LEY DEL KARMA

 

El karma es una ley universal. En interrelación con otras que veremos también, estas más brevemente, permiten y cuidan de que el universo sea tal cual es y camine hacia un propósito colectivo.

Dicho en occidental, la ley del karma, palabra sánscrita, es la ley de causa-efecto o la ley de retribución. NO ES la ley de acción-reacción. Esta es una de las tres leyes de Newton que no es exactamente la ley del karma o causa-efecto. Y como cualquier ley, universal o humana, funciona, se cumple, independientemente de que se conozca o no. De que se crea en ella o se rechace. También de que a cualquiera le parezca bien o mal que exista. Y al ser una Ley Universal, no solamente humana, funciona con más eficiencia, rectitud, justicia y detalle todavía que las humanas. Y TENGAMOS PRESENTE QUE LAS LEYES UNIVERSALES SON INVIOLABLES.

Que existe es evidente. Tan solo tenemos que mirar a nuestro alrededor y preguntarnos si al algo que aparezca espontáneamente sin ninguna causa ni condición que lo origine. La casualidad, el milagro, la suerte sólo son expresiones cuando no conocemos la causa original de algo.

Sus efectos, buenos o malos, se hacen sentir de todas formas, siempre, con dulce y compasiva justicia equitativa, dándole a cada cual lo que en verdad le corresponde, de aquí el nombre de Ley de Retribución, según y para el Plan General del Universo, que siempre es conseguir el bien común y la Paz colectiva. Vivir todos en completa y perfecta armonía. Otros también lo llaman Amor. Y esto se cumple siempre, aunque no se conozca ni su existencia.

Recordemos como ejemplo que, “la multa te llega a casa se haya visto el radar o no, se dé uno cuenta de la transgresión o haya pasado desapercibida”. Podríamos decir que el karma, es el radar imparcial y preciosamente justo del Universo, pero con una aclaración: tanto para lo malo como para lo bueno. Te recuerda lo que no debes hacer y también lo que es bueno que repitas. Todo en bien de la paz colectiva Universal.

Existe una diferencia muy importante entre manejar o no la ley del karma. Pero primero, tenemos que darnos cuenta de que para manejarla HAY QUE CONOCERLA y RECORDARLA (de aquí el diploma de asistencia, que puedes poner en lugar visible en tu hogar, lo comento al final del escrito.) y posteriormente practicarla con tesón pues nada le pasa desapercibido. Todo queda anotado y como hay un tiempo de siembra existe un tiempo de cosecha. Esta va a depender de la calidad de la semilla, la tierra en la que se siembre y el cuidado que se tenga con lo plantado.

Por esto, los buenos abogados que se mueven dentro de leyes humanas, con las mismas reglas que los no tan buenos y los malos, ganan más pleitos, salen más veces victoriosos. Eso no es el azar, es el resultado de su esfuerzo por aprender más que otros y poner en práctica lo aprendido. Manejan mejor La Ley.

Al buen conocimiento de la propia ley, añaden además un conocimiento más amplio de otros campos y ciencias paralelos, que pueden interrelacionarse para ayudar y favorecer al inculpado consiguiendo rebajas en las penas o incluso absoluciones completas. Resaltando, con la mayor minuciosidad posible todos los detalles para que el caso se juzgue con la mayor justicia. El buen resultado también premia este esfuerzo por aprender.

Si esto puede hacerlo el ser humano ¿Qué no hará la Sabiduría Eterna del Universo?

La ley del karma es lo mismo, pero afina mucho más. Le da a cada cual lo suyo con compasiva justicia. Porque compasivo también es ayudar a ver los errores para crecer. No como un castigo sino como ayuda para restablecer el equilibrio por la paz colectiva. Por eso mismo, porque le da a cada cual lo que le corresponde, también se llama Ley de Retribución.

El no saber manejar esta ley, la Ley de Retribución o ley del Karma, nos convierte en esclavos irremediables de sus consecuencias, negativas cuando se trasgrede y beneficiosas para el que la cumple. Y así cada uno forma su propia vida, recogiendo el resultado mixto de transgresiones y acciones amorosas. Resultados que vistos a la luz de la ignorancia mundana en la vida cotidiana son incomprensibles para el que desconoce esta Ley, que por eso lo critica y lo tilda muchas veces de “injusticias”.

El conocer cómo funciona, manejarla y respetarla nos ayuda, en este caso, a no padecer sus consecuencias (originados por los propios actos) buenas o malas, en la medida de su conocimiento y cumplimiento y a comprender las aparentes injusticias mencionadas.

Si además conociéramos otras leyes paralelas y que se relacionan con ella, (como hacen esos buenos abogados mencionados) leyes también Universales, podríamos trabajar todavía mejor con unas y compensar así otras, tal y como hacen también muchos profesionales de la ciencia, los ingenieros humanos por ejemplo, al utilizar la propulsión, la aerodinámica y otras, para compensar la ley de la gravedad y hacer que un avión, que pesa muchas toneladas, pueda volar.

Pero esto, el conocimiento de otras leyes Universales que ayudan a completar el manejo de la ley del karma y aceleran y facilitan su proceso, por falta de tiempo, queda para enseñarlo en otro fin de semana. El Karma 2.

Conocer y manejar estos aspectos, es una de las diferencias básicas entre manejar la ley del karma y aceptar el sufrimiento y el dolor sin explicación coherente, que ha sido decidido por un dios, una voluntad divina o por el azar, en la que el ser humano no tiene salida posible ni modo de cambiar su “predestinación”. Algo cruel, caprichoso y desesperanzador. Es la diferencia entre Vivir una vida sin esperanza de escape o vivir en paz consciente una vida con trascendencia en la que cada uno, llegado un momento, puede empezar a cuidar mejor su huerto y elegir su futuro. Así, puede elegir entre ser reo del sufrimiento y vivir “encarcelado”, atado en diferentes grados por la Ley del karma o disfrutar de la libertad y alcanzar la paz utilizando bien la misma Ley. En realidad, todo por nuestra propia ignorancia o conocimiento.

La primera ventaja que nos aporta esta comprensión y aceptación, es que, de esta forma, con esta idea, la culpa desaparece si aceptamos que la ignorancia fue la causante de no haber hecho las cosas de otra forma. También nos ayuda a comprender que los demás, son exactamente igual a nosotros mismo y también han sido ignorantes. Por eso se han comportado como lo han hecho. Así empezamos a igualarnos con los demás y va apareciendo la humildad. La madre de todas las virtudes.

En este pequeño encuentro, días, 12 y 13 de octubre de 2019, primero de dos que dedicaremos al Karma, hablaremos lo suficiente, para poder empezar a estudiarlo, conocerlo en su base lo bastante para comenzar a trabajar con él en su parte más sencilla y práctica, al alcance de todos y darnos cuenta de la gran importancia que tiene el estudiarlo bien y lo útil que es llevarlo a la práctica cotidiana dentro de nuestra vida occidental.

 

Lo que te llevas del encuentro

 

Aprenderéis cómo se puede meditar en él de una forma sencilla y práctica para cambiar nuestra vida hacia la paz personal y colectiva (Por eso se tiene que hablar, aunque sea breve pero suficiente, de momento, de meditación)

Podremos darnos cuenta de su verdadero objetivo, que no es el castigo. De porqué nos pasan muchas cosas en la vida cotidiana aparentemente incomprensibles. El karma les da explicación. Sabremos cómo se puede, desde este retiro, cambiarlo en la práctica y además empezar a sembrar, con seguridad, un karma a la carta.

 

Podría hacerse explicando simplemente y sólo la ley del karma, pero para una mejor comprensión para la mente occidental pensante e inquisidora y un mejor aprovechamiento, hablaremos de sus fundamentos, tipos, estadios del mismo y mostraremos el camino para hacer un estudio, trabajo y meditación sobre el karma personal.

Necesario saber qué es la vida espiritual y/o religiosa y cuál es su objetivo. También, conocer el concepto de alma, con el nombre que cada uno le dé; qué es un ser humano y cuál es su “misión”, pues de todo esto integrado como un conjunto, deriva el interés por el mismo ser humano y el propio karma.

Aquellos que lo soliciten, tendrán un plan de trabajo concreto que podrán llevar a la vida cotidiana. Y durante dos meses les ayudaré con consultas personales o por video conferencia a seguirlo.

También, como complemento, tendréis un diploma de asistencia que os recordará, (muy importante recordar lo aprendido, sino no se puede practicar) si lo ponéis en lugar visible en vuestro hogar, que existe una ley del karma que ya puedes aprovechar de manera concreta y que es nuestra amiga y colaboradora para vivir en paz.

El Diploma, tan sólo un papel, aparentemente, pero hecho con mucho cariño, igual que el resto del retiro, se convierte entonces en vuestro fiel amigo, un medio más, que os ayudará a perseverar en “El Trabajo espiritual” que practicado metódicamente se convierte en Una Luz en el Camino que os llevará a la Paz. También hablaremos de ello.

Vive en Paz

 

No comments yet.

Deja un comentario

Share This